Consejos para emprender su nuevo negocio ferretero

http://www.logiser.com.co

planeación

Si tiene el propósito de emprender su propio negocio ferretero, debe tomar en cuenta que Iniciar un negocio no es tarea fácil, debe tener temple para hacer que una empresa funcione, prepararse mental y económicamente y estar totalmente convencido de que no es mala idea lograr lo que se propone.

En principio va a necesitar todo el apoyo que sea posible de la gente en quien más confía como sus hermanos, esposa, hijos, parientes quienes si le prestan dinero no le cobran intereses y estarán dispuestos a trabajar exhaustivamente sin prestaciones, sin descansos en días festivos ni días domingos.

Asimismo, deberá estar convencido de que la nueva empresa no va a generar utilidades por lo menos a corto plazo, que requerirá mucho trabajo de todos y parcialmente empezará a generar dinero cuando empiece a tener ventas razonables. Logística Ferretera Logiser le ofrece estos importantes consejos de los expertos para abrir su ferretería, estos factores pueden hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Recuerde que por medio de nuestro plan de asociados podrá obtener información detallada, por ahora le dejamos estos útiles consejos:

Análisis de mercado

El estudio de mercado requiere definir básicamente cuatro aspectos: el producto que se va a vender, los clientes que comprarán el producto, el precio de venta en el mercado, la competencia y los canales de distribución que pongan el producto al alcance del consumidor.

Partimos de una análisis financiero

El análisis financiero tiene como objetivo medir el valor del dinero en el tiempo. Si se invierte un peso hoy debemos tener en el futuro una cantidad mayor que incluya el peso invertido, la pérdida del poder adquisitivo de ese peso en el tiempo más la ganancia en función del riesgo para poder recuperarlo. En ausencia de ganancias el proyecto debe desecharse, ya que carece de sentido el riesgo y el trabajo del empresario si no hay beneficios que hagan crecer la empresa.

Si está pensando en abrir su ferretería en un local que ya tiene o en su propia casa porque piensa: “en donde yo vivo es el lugar más fácil y más barato”. Esto no es necesariamente cierto. De hecho, esta es una de las razones más frecuentes por las que las ferreterías fracasan: debido a la mala ubicación.

Establezca su ferretería en un local visible, con alta afluencia peatonal, cercana a zonas habitacionales, escolares o comerciales. El horario es vital, pues hay ferreterías que atienden días festivos y domingos.

Los especialistas ponen énfasis en el surtido y la calidad de los productos, así como en la atención al cliente. Conozca a su clientela, haga una lista de los productos más vendidos y surta lo que realmente necesite.

El inventario es un punto importante para no dejar escapar las ganancias. Recuerde que está en un tipo de negocio en el que no se puede sobre inventariar porque el espacio es muy valioso.

Uno de los riesgos más grandes es endeudarse para pagar a los proveedores y luego no ser capaz de desplazar la mercancía. Además, los perecederos son muy delicados. Tener en cuenta la fecha de caducidad de los productos que traen marcadas en su envase. La esencia del negocio es comprar sólo lo que el cliente demanda y convertir la mercancía en liquidez, lo más rápido posible.

El precio

El precio al que debo vender mis productos generalmente obedece a dos tipos de estrategias:

  • PRODUCTOS ESTANDARIZADOS: Son productos que ya se venden en el mercado y con fuerte competencia. Para el cliente es indiferente comprarlo en mi empresa o con la competencia al ser un producto igual o un sustituto muy cercano que cumple con una función determinada. En este mercado puedo vender a precios más bajos, pero no a precios más altos, a riesgo de perder clientes si estos tienen un conocimiento pleno del mercado y del producto.
  • PRODUCTOS DIFERENCIADOS: Los productos diferenciados ofrecen al cliente alternativas sustanciales entre mi producto y los de la competencia. En este mercado debo valorar suficientemente mi producto para fijar un precio razonable a la altura de la competencia y al alcance del consumidor Algo que no se debe olvidar es que el consumidor siempre está atento a comparar el precio del producto que está comprando con valor que espera recibir cuando use el producto. Si se siente defraudado no regresará a nuestra ferretería.

Atención personalizada

El cliente, por años, ha ido a esa ferretería y conoce a la familia propietaria, la ha visto crecer. Es un negocio muy de barrio. Esto es parte de la mecánica empresarial de este rubro: conocer al dueño, sentir que uno acude al vecino que conoce de los productos y en cierta medida lo asesorará en su decisión da compra. Nosotros hemos visto cómo el dueño, al frente del negocio, siempre incrementa las ventas.